Hoy más que nunca, cuidemos nuestro corazón.

  • Los hipertensos, enfermos cardíacos y diabéticos son los más susceptibles frente al coronavirus.

En medio de la emergencia sanitaria que vivimos, hoy más  que nunca hay que estar pendiente de nuestro corazón. El coronavirus no sola ataca el pulmón, todo el sistema cardiovascular puede estar comprometido, las estadísticas no mienten, los hipertensos, enfermos cardíacos y diabéticos son los más susceptibles y con más altas tasas de mortalidad.

Por esto, es importante hacer énfasis en las medidas de prevención que se deben tener para evitar el contagio como son el aislamiento social, el uso de tapabocas, el lavado constante de manos y en el caso de los hipertensos, no suspender ningún medicamento que se esté tomando.

 

Varios pacientes de la  Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión han preguntado sobre el efecto de algunos medicamentos que se usan para el manejo de la hipertensión arterial y la insuficiencia cardiaca y que predisponen supuestamente a agravar la enfermedad producida por el Covid- 19 especialmente en sus complicaciones pulmonares.

 

Esta información se dio a raíz del análisis de los pacientes con síndrome pulmonar agudo reportados por China que tenían en común ser mayores de 60 años, con hipertensión, insuficiencia cardiaca o diabetes, y la gran mayoría recibían medicamentos del grupo de inhibidores de la angiotensina (IECA) o de los bloqueadores de los receptores de angiotensina (ARA2) generando una controversia mundial si estos eran los responsables de la gravedad, si había que suspenderlos o replantear un nuevo tratamiento antihipertensivo.

 

¿Y por qué la discusión?

 

El coronavirus para entrar a la células  lo hace utilizando la angiotensina (ECA2) como receptor,  que hace parte del sistema de renina-angiotensina-aldosterona (RAAS), una elegante cascada de péptidos vasoactivos que orquestan procesos claves en la fisiología humana y es producida por varios tejidos teniendo muchas acciones entre ellas un poder  antiinflamatorio y la acción de estos medicamentos (IECA y ARA2) es inhibiéndolos para mejorar la función cardiaca, el tono vascular y controlar la presión arterial pero al quedar libres puede  aumentarlos como posibles receptores, de ahí la asociación con el Covid- 19 y las dudas científicas, pero hasta ahora y según el último reporte de la Sociedad Europea de Cardiología  (ESC), no hay evidencia demostrable para suspender dichos medicamentos, por el contrario al suspenderlos se podría agravar el cuadro infeccioso.

Lo que sí  se sugiere es incrementar las medidas preventivas en todos estos pacientes advirtiendo, en caso de una exposición al virus, que se están tomando estos medicamentos pero no suspenderlos sin supervisión médica.

 

Este domingo, Día Mundial de la Hipertensión Arterial

 

Que este domingo, 17 de mayo,  Día mundial de la Hipertensión Arterial, sea entonces un motivo para prestarle atención a esta enfermedad, que en la mayoría de los casos no presenta síntomas, pero que a pesar de esta advertencia es el factor de riesgo que más muertes causa en el mundo.

Año tras año esta jornada educativa busca sensibilizar e informar a la población sobre la necesidad de prevenir y tratar la hipertensión arterial para evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares que siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo según la Organización Mundial de la Salud.

 

Casi  20 millones de personas mueren anualmente por estas patologías, infarto cardíaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca e insuficiencia renal. Sin embargo, todas estas enfermedades son fácilmente prevenibles si se diagnostican y tratan a tiempo”, explica Luis Moya Jiménez, presidente de la Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión.

 

Para el especialista, entre todos estos ataques los más peligrosos son los que vienen de la hipertensión, el factor de riesgo que más muertes causa en el mundo; ocho millones anuales y es quizás al que menos le prestamos atención pues rara vez produce síntomas, pocas veces causa molestias o interfiere en nuestra vida diaria.

 

Según la Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión de 100 hipertensos el 50% se diagnostica, solo el 40% inicia tratamiento y de este grupo el 50% lo abandona, es decir, que de 100 pacientes solo 10 son controlados y 90 están en riesgo.

 

Un hipertenso sin tratamiento no tiene salida: se infarta, tiene un derrame cerebral, entra en insuficiencia cardiaca o renal, rompe alguna arteria (aneurisma) dejando  secuelas con  una mala calidad de vida diálisis, silla de ruedas , o  parálisis.

 

El estilo de vida juega un papel importante para controlar la presión, siga estas recomendaciones de la Liga: evite la comida procesada rica en sal, el sobrepeso, el  estrés, el sedentarismo, el colesterol alto,  el cigarrillo, el consumo de alcohol,  las bebidas azucaradas e  incluso medicamentos de uso común como antigripales o  algunos analgésicos. Otro factor muy importante es conocer si en la familia hay antecedentes  de hipertensión y ahora más  cuidado con el virus que nos acecha.

 

Es fácil prevenir, aprenda a tomarse la presión arterial en casa :

  1. Procurar tomar la presión arterial a la misma hora para poder compararla día a día. Preferiblemente en la mañana momento en el cual el riesgo de infarto cardiaco o cerebral es más alto que en la noche.
  2. No consumir nicotina ni café una hora antes de tomarla.
  3. Escoger una posición relajada para no alterar la medición. Sentado con los pies fijos en el piso (no los cruce), apoye el brazo en  una superficie, el brazo debe estar libre de ropa, ojalá tomarla en el brazo derecho  con brazalete de antebrazo.
  4. Medir la presión sin ganas de orinar porque una vejiga llena puede incrementar la presión arterial unos 10 mmHg.
  5. Utilizar correctamente el tensiómetro para asegurar la calidad del procedimiento y el resultado preciso.
  6. El uso de  tensiómetro de muñeca, no es el más aconsejable suele usarse solo en personas  obesas.
  7. Durante la medición no debe hablar ni moverse. El hablar incrementa los valores en unos 6-7 mmHg.
  8. Anotar los valores diariamente junto con la medicación tomada, la fecha y la hora.
  9. Medir periódicamente como prevención, incluso si sus valores han mejorado.

Y recuerde: No suspender ningún medicamento que se está tomando para control de la presión arterial sin supervisión médica y seguir estrictamente las medidas preventivas para le Covid- 19.