Electrocardiograma

El electrocardiograma es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón y los resultados quedan impresos en un papel milimetrado.

Es una prueba imprescindible para el análisis de las arritmias, estudio de las enfermedades del corazón y especialmente útil en los episodios agudos de la enfermedad coronaria como el infarto de miocardio.

Cómo se realiza el electrocardiograma

Sobre la piel se colocan pequeños discos (electrodos), que se utilizan para captar los impulsos eléctricos del corazón. Los impulsos se registran, proporcionándoles a los médicos una representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón.

El paciente debe permanecer acostado en posición relajada, con los brazos y las piernas inmóviles. A veces, el médico puede pedirle al paciente que contenga la respiración durante unos segundos. Cualquier movimiento puede alterar los resultados.