Tratamiento

¿CÓMO ES LA CIRUGÍA DE BYPASS CORONARIO?

Como su nombre lo indica en inglés, consiste en rodear la zona obstruida de las arterias por ateromas o grasa a través de un puente con un injerto de una vena. En otras palabras, lo que se busca es crear otra ruta para mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón.

En la mayoría de los casos, el injerto es sacarlo de las arterias mamarias internas, que están ubicadas detrás del esternón, aunque en algunas ocasiones también se utilizan las que están en brazos o piernas.

Como el cirujano debe trabajar sobre el corazón, generalmente se utiliza una máquina de circulación extracorpórea, la cual asume el trabajo de mantener la sangre circulando por el cuerpo.

El procedimiento puede durar entre dos o seis horas, depende según la cantidad de injertos que se necesiten.

Una vez termina la cirugía, el paciente debe permanecer entre 12 y 24 horas en una Unidad de Cuidados Intensivos para un constante monitoreo y otros tres días en cama antes de poder salir del hospital.

SEIS PASOS PARA RECUPERARSE DE UNA CIRUGÍA DE BYPASS

Por su efectividad y pocos riesgos, además de los efectos positivos en la calidad de vida de los pacientes, la cirugía coronaria de bypass es una de los procedimientos más populares en casos de Angina de pecho o enfermedad coronaria.

Y si bien es una cirugía que en la mayoría de los casos no presenta complicaciones, la recuperación puede ser difícil para algunas personas.

En general, roma entre dos y tres meses recuperarse completamente. Para ayudarle a su cuerpo a volver a la normalidad tenga en cuenta estas seis recomendaciones.

Manténgase activo antes de la cirugía. El ejercicio físico ayuda a contrarrestar la inactividad de la recuperación.

Deje de fumar. Reduce el riesgo de neumonía o cualquier otro tipo de complicación después de la cirugía.

La dieta. Cuando el cuerpo está bajo presión los músculos tienden a deteriorarse. La curación requiere de calorías, especialmente proteínas. Por lo tanto, una dieta saludable ayuda a la recuperación.

Mantenga una actitud positiva. Algunas personas sufren de depresión después de la cirugía. Una actitud positiva influye en qué tan rápido puede volver a estar activo.

Tome sus medicamentos según prescripción médica. La cirugía de bypass puede restaurar el flujo de sangre al corazón pero la enfermedad que causó el bloqueo de la circulación continúa. Tomar los medicamentos según la prescripción médica ayuda a evitar otra cirugía en el futuro.

Rehabilitación cardiaca. El ejercicio programado y controlado por los especialistas recuperan más rápido su corazón para llevarlo a la vida normal con actividad física deseada.