Resonancia magnética

Se utiliza un campo magnético y ondas de radio para obtener imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del cuerpo. Esta es una técnica que reproduce imágenes detalladas del corazón, su estructura incluidas las válvulas y las cavidades. A través de ondas de radio e imanes, se reciben imágenes del órgano en un computador, las cuales son analizadas por su médico. Estas pueden dar información sobre indicios de cardiomiopatía y enfermedades coronarias, así como para estudios de miocardiopatías, de viabilidad miocárdica, de perfusión y de función ventricular.

Es un procedimiento no invasivo porque la máquina toma las imágenes sin tocar el cuerpo. Tampoco utiliza radiación y no es doloroso.

No es recomendable hacerse una resonancia magnética del corazón si usted está en los primeros tres meses de embarazo, si tiene un marcapasos o un desfibrilador permanentes.

Algunas personas pueden sentir cierta ansiedad y claustrofobia dentro de la máquina de resonancia magnética, ya que el examen puede durar entre 45 y 90 minutos y el paciente debe permanecer inmóvil todo el tiempo. Coméntele a su médico si esta es su situación y si requiere algún tipo de sedante.