UNA BUENA HIGIENE ORAL PUEED AYUDARLE A SU CORAZÓN

 

Lavarse los dientes hace parte de una rutina relacionada,  generalmente, con la prevención de caries y el cuidado de un buen aliento. 

Sin embargo, existe una relación directa entre la higiene oral y el corazón. Diversos estudios han demostrado que una  pobre higiene oral está directamente relacionada con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. 

Los estudios señalan que no es fácil probar esta teoría, pero que es lógico armarque las miles de bacterias y otros organismos microscópicos que viven dentro de la boca pueden llegar a influir en la salud del  corazón. 

Según la Asociación Americana del Corazón, cuando las  bacterias llegan al corazón, se adhieren a cualquier área y causan inflamación.  

Esto puede resultar en enfermedades como la endocarditis,que es una infección del revestimiento interno del corazón.    

La Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión dice que el cuidado de la salud periodontal es fundamental en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. De hecho, todos los pacientes que van a ser sometidos a una cirugía cardiaca, deben ser evaluados primero por el odontólogo. 

Luis Moya Jiménez, presidente de la Liga, explica que esto  ocurre porque las bacterias que causan los síntomas de periodontitis como inflamación y sangrado pueden viajar por el torrente sanguíneo a las arterias.

“Cuando un coágulo bloquea el flujo de sangre al corazón puede suceder un ataque al corazón y es posible que los coágulos puedan interferir con el flujo de sangre al cerebro, lo que también puede provocar un accidente cerebrovascular”, dice el especialista.  

Pero también, una higiene oral pobre está frecuentemente ligada a otros factores de riesgo como lo son una dieta poco saludable y el cigarrillo.

 

Finalmente, en la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión recomendamos: 

  • Cepillarse regularmente al menos dos veces al día para eliminar las bacterias que forman las placas. 
  • Usar el hilo dental después de las comidas.
  • Consumir alimentos saludables, frutas y verduras y reducir el consumo de azúcares.
  • Evitar el cigarrillo porque puede destruir las encías y aumentar las posibilidades de enfermedades cardíacas.
  • Visite a su odontólogo al menos una vez al año.

LA FALTA DE HIGIENE ORAL TAMBIÉN AFECTA EL CORAZÓN

 

Dra. Adriana Salazar Martínez Odontóloga FUSM

Siempre motivo a mis pacientes, en especial a los que tienen algún riesgo de padecer enfermedades del corazón, sobre la importancia de tener una salud oral optima, no solo por las obvias razones de higiene sino porque en la cavidad oral se encuentran muchas bacterias que nos pueden hacer daño y más aún si vamos a ser intervenidos quirúrgicamente.

Se trata de la enfermedad Periodontal y la Gingivitis.

La primera altera y daña las estructuras de la superficie del diente, las fibras que lo sostienen y el mismo hueso; y la segunda es el inicio de esta misma enfermedad, como una alerta que indica el riesgo de convertirse en algo más severo si no se lleva a cabo un tratamiento adecuado.

Esta enfermedad a nivel oral es causada inicialmente por la acumulación de placa debido a restos alimentos que quedan atrapados. En este paso se empiezan a formar los cálculos, que son el endurecimiento de dicha placa

Estas bacterias forman una bolsa entre la encía y el diente, debilitando esta zona, y produciendo un sangrado frecuente, destruyendo tejido, y reabsorción del hueso hasta producir movilidad en el diente,

Ya cuando hablamos de pacientes que están comprometidos a nivel sistémico, en este caso que vayan a ser intervenidos quirúrgicamente, en especial del corazón, estas bacterias entran a la sangre a través de las encías inflamadas, causando pequeños coágulos sanguíneos los cuales contribuyen a la obstrucción de las arterias.

Lo anterior puede llegar a producir un daño severo en el corazón llegando incluso a causar la muerte.

Otra posibilidad es que esta inflamación, la cual es causada por la misma enfermedad periodontal, sea en parte por un gran depósito de grasas de las arterias del corazón.

Por eso el odontólogo realiza la historia clínica del paciente, analiza sus antecedentes de importancia tanto familiares como personales, y a su vez realiza una o varias fases de higiene oral. Elimina toda clase de placa, cálculos y si es necesario pule las superficies dentarias antes de cualquier cirugía cardiovascular para evitar complicaciones antes y después de la intervención quirúrgica.

Por eso debemos tomar medidas pertinentes antes de cualquier procedimiento cardiovascular у visitar al odontólogo regularmente para descartar cualquier enfermedad periodontal.