Diez reglas de oro para cuidar nuestro corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, por eso es muy importante prevenirlas. La Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión recomienda los siguientes tips que le ayudarán a mejorar su calidad de vida y la de su corazón.

  1. Lleve una alimentación saludable. Debe incluir en la dieta diaria, frutas, verduras, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos sin grasa. La sal, el azúcar refinada, las grasas saturadas y el alcohol no son recomendadas.
  2. El ejercicio es fundamental. Caminar, bailar, correr, o trotar, son óptimos par el corazón.
  3. Adiós al cigarrillo.  Fumar aumenta el riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales.
  4. Controlar el peso.  Medirse el Índice de Masa Corporal (IMC) para saber si tiene o no sobrepeso.
  5. Vigilar la grasa acumulada en el abdomen. Mida su perímetro abdominal a nivel del ombligo. En la mujer debe estar por debajo de 88 cm y en los hombres por debajo de 102 cm.
  6. Retire el salero de su mesa y de sus preparaciones. La sal en exceso representa un riesgo porque aumenta la retención de líquidos y el corazón, para compensar, tiene que aumentar su fuerza de expulsión y eso lo hace con mayor presión. Remplácela por ajo, cebolla, jengibre, limón, cúrcuma, y hojas aromáticas.
  7. Tome a diario su presión arterial. La presión arterial normal para adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80. Si sus niveles están por encima de 140/ 90 es mejor acudir al médico.
  8. Revise sus niveles de colesterol y glucosa. Si los exámenes están por encima de 200 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa en ayunas, debe consultar con un especialista.
  9. Conozca su riesgo cardiovascular. Es importante saber cuáles son los factores de riesgo. Pregúntele al médico, qué dieta seguir, qué ejercicios hacer, cuáles hábitos dejar, etc.
  10. Aprenda a controlar su estrés y ansiedad. El aumento de tensión emocional es peligroso para el corazón. El estrés hace más difícil seguir un estilo de vida saludable.