Cuide su corazón durante las fiestas decembrinas.
Ojo con los postres y frituras, las calorías se triplican fácilmente.

 

Bogotá, 2020.

Esta época de alegría, paz y encuentros familiares que se avecina puede ser propicia para un incremento de infartos y accidentes cardiovasculares si no se controlan los excesos en las comidas procesadas  y  en las bebidas alcohólicas.
Desde la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión, la prevención ocupa un lugar primordial para la salud de los pacientes.

“Es importante conocer qué riesgo tenemos de  infarto y cuáles son nuestro factores de riesgo para no amargarnos estas fiestas  y no descuidar nuestro corazón”,  dice Luis Moya Jiménez, presidente de la Liga.

Siga estas recomendaciones para cuidar su corazón durante estas épocas decembrinas.

1- Controle el estrés. Las emociones que se experimentan durante estas fechas pueden generar estrés en el organismo ya sea de manera positiva o negativa. Recuerde que la inhalación profunda y prolongada ayuda a regular el sistema nervioso.

2-  No coma más de la cuenta. En las reuniones familiares, laborales o de amigos siempre hay pasabocas.  En la mayoría de los casos la gente se relaja y come más de lo debido. Las comidas navideñas que incluyen, frituras como buñuelos, pasteles o dulces como la natilla y los postres, pueden alcanzar las 8.000 a 9.000 calorías. La presión arterial, los niveles de azúcar en sangre y la frecuencia cardíaca aumentan, lo que produce un aumento del trabajo para el sistema cardiovascular.

3- Ojo con el medicamento: los pacientes no toman su medicación en el horario habitual o lo que es peor, lo olvidan por completo. Esto pone en peligro su salud. No se relaje con esto.

4- No deje de asistir a la consulta médica: En algunos casos los pacientes dicen, en enero retomo mi chequeo médico y empiezo juicioso con la dieta y el ejercicio.  Si está diagnosticado como hipertenso, es de por vida, sus hábitos deben ser siempre los mismos y no desordenarse porque está en época de vacaciones. Recuerde que con su salud no se juega. A mayor demora es menor la posibilidad de remediar el daño del sistema cardiovascular.

Además…

  • Planifique sus comidas. La clave está en saber elegir y ser moderados.
  • No ayune ni se salte las comidas, aun cuando el día previo o la comida anterior hayan sido abundante.
  • Evite las entradas copiosas ricas en fiambres y quesos.
  • Preserve la presencia de vegetales crudos y frutas frescas en las comidas.
  • Para aderezar las ensaladas evite mayonesas u otras salsas. Utilizar aceite de oliva y mida la cantidad (1 cucharada sopera por porción).
  • Evite la sal en la medida de lo posible.
  • Elija carnes magras.
  • Cuidado con los postres, las calorías se triplican fácilmente.
  • Regule la ingesta de alcohol. No más de 2 copas para el hombre y 1 copa para las mujeres por día.
  • Manténgase bien hidratado. Beber entre 2,5 y 3 litros de agua por día.
  • Preserve la actividad física habitual o incorpore caminatas diarias.
  • Respete la toma y los horarios de los medicamentos.