Factores de riesgo

La enfermedad no es gratis ni instantánea, es a través de muchos años dependiendo de cómo usted manejó su corazón. No hay una sola y única razón para explicar por qué alguien sufre de una enfermedad del corazón. Se ha demostrado que es más bien una reunión de razones las cuales se han denominado factores de riesgo.

La ecuación es bastante obvia. Entre más factores de riesgo reúna una persona más probabilidades tiene de sufrir un infarto, angina, o derrame.

Conozca cada uno de ellos y aprenda cómo evitarlos, si son modificables, y cómo manejarlos, si no son modificables.

Factores NO modificables

Edad

Si bien la incidencia en la juventud es cada vez mayor, las enfermedades del corazón, como muchas otras, son más comunes en personas de edad que en jóvenes. Con el paso del tiempo y el aumento de los años se observa múltiples fenómenos de envejecimiento entre los cuales la pérdida de la elasticidad de las arterias, el proceso degenerativo de calcificación y formación de placas en los vasos sanguíneos y en las válvulas cardiacas (ateroesclerosis).

Todo lo anterior favorece la aparición de la hipertensión arterial, enfermedad coronaria, falla cardiaca, eventos cerebrovasculares y enfermedad vascular periférica.

En estudios epidemiológicos se ha observado que la incidencia de insuficiencia cardiaca se duplica a partir de los 45 años. Así mismo 4 de cada 5 muertes debidas a enfermedad cardiaca se producen en personas mayores de 65 años.

Sexo

Generalmente las enfermedades coronarias afectan más a los hombres antes de los 55 años que a las mujeres. Sin embargo esta situación tiene a disminuirse cuando las mujeres inician la menopausia.

Lo anterior se ha demostrado porque los estrógenos (hormona femenina) son protectores de la enfermedad

cardiovascular y al perderse durante la menopausia se evidencia presencia de hipertensión arterial y aparición de infartos al corazón.

En estudios de población se ha reportado que después de los 65 años el riesgo cardiovascular es aproximadamente igual en hombres y en mujeres.

Factor genético

Es muy importante conocer si en la familia hay personas con infarto, muerte súbita, diabetes, accidentes cerebrovasculares, colesterol alto e hipertensión.

Se considera una historia familiar en enfermedades cardiovasculares cuando su padre o hermano tenía menos de 55 años cuando fueron diagnosticados con enfermedad coronaria o cuando su madre o hermana eran menores de 65 años cuando fueron diagnosticadas con la enfermedad.

Su médico le hablará de una predisposición familiar por los genes que heredamos que nos predisponen del colesterol alto, la diabetes o la hipertensión. Además, es también normal que los hijos adopten el estilo de vida

de sus padres. Comen la misma comida y si el padre fuma puede que los hijos también.

Realmente no se puede hacer nada para cambiar este factor. Por esa razón es no modificable, pero si se puede controlar. Asegúrese de conocer y tener en cuenta siempre su historia familiar, así como realizarse chequeos periódicos para evitar cualquier riesgo mayor.

Las personas afrodescendientes tienen más predisposición a padecer enfermedades coronarias e hipertensión arterial, con mayor riesgo cardiovascular que los caucásicos. Las personas de raza amarilla padecen mas de enfermedades cerebrovasculares.