Enfermedades

Paro cardiorespiratorio

Es la repentina detención de la respiración y del latido cardíaco en una persona. Implica también la detención de la circulación de la sangre y por lo tanto la falta de suministro de oxígeno al cerebro. Ocurre cuando el corazón deja de bombear sangre alrededor del cuerpo. En otras palabras es la repentina y abrupta pérdida del funcionamiento del corazón. La muerte repentina o muerte cardiaca ocurre en minutos luego de presentarse los síntomas.

La mayoría de los paros cardiorespiratorios que llevan a la muerte ocurren cuando los impulsos eléctricos en el corazón se vuelven muy rápidos. Esto se llama taquicardia ventricular, cuando se vuelven caóticos, también llamado fibrilación ventricular, o cuando ocurren los dos. Esta arritmia, o ritmo irregular del corazón, causa que este deje repentinamente de latir.

Algunos paros son también causados por un extremo cambio de ritmo lento del corazón, un descenso de la frecuencia cardíaca el cual se denomina bradicardia.

¿Cuáles son las causas?

La razón más común de morir repentinamente por un paro cardiorespiratorio es la enfermedad coronaria. Sin embargo, hay otras razones como son un paro respiratorio, electrocución, ahogamiento, trauma, pérdida considerable de sangre, un coágulo de sangre en el pulmón o en las arterias coronarias, y asfixia. También puede ocurrir sin una razón clara.

¿Qué se debe hacer?

Si usted está con alguien que sufre un paro cardiorespiratorio, lo más seguro es que la persona pierda la conciencia rápidamente. Lo primero que se debe hacer es llamar al número de emergencia 123 y pedir una ambulancia en donde hay equipos y personas dotadas para hacer la reanimación. No obstante, y como la situación es de vida o muerte, hay métodos que se pueden emplear con las manos y que pueden ser aprendidos por familiares o amigos.

  • Coloque una mano sobre la otra y sobre el pecho de la persona.
  • Debe ejercer presiones fuertes en el centro del pecho hasta que llegue ayuda.
  • Deben ser 100 por minuto.

Esto se debe hacer si la persona pierde el conocimiento. Esta técnica puede salvarle la vida.

¿Qué posibilidades hay de sobrevivir?

Se estima que más del 95 por ciento de las personas que sufren de un paro cardiorespiratorio muere antes de llegar al hospital. La muerte cerebral y la muerte permanente ocurren a los 4 y 6 minutos luego de que se tiene el paro. Hay posibilidades de sobrevivir si en ese promedio de tiempo se aplican choques eléctricos al corazón para restablecer el latido. Este proceso se llama desfibrilación. Las posibilidades de sobrevivir se reducen entre 7 y 10 por ciento por cada minuto que pasa sin RCP o desfibrilación. Pocos intentos de resucitación tienen éxito después de 10 minutos.

Vea aquí  el video sobre cómo realizar la RCP. Es necesaria una resucitación o reanimación cardiopulmonar (RCP).

Aprenda cómo hacerla.